Un buen italiano en Alicante!!

Artículo publicado en www.ociomagazine.es.
El ADN de Ana, Javier y Fabián: De Pasta Somos

960_depastasomos-restaurante-protagonistas-ociomagazine-alicante-slide

Si os digo que hoy os voy a contar la vida de Ana y Javier seguramente no os transmita nada, si os digo que Ana y Javier eran los dueños del mítico restaurante alicantino “Pizza, Pasta y Fantasía”, a más de uno se le dibujará una sonrisa en la boca y soltará un inesperado ¡aaaaah!. Sí señores, Ana, Javier y su amigo Fabian son ahora los responsables de un nuevo concepto de restaurante apto para todos los públicos basado en el ADN gastronómico que compartimos más de la mitad de los terrestres: LA PASTA. Descubre la historia de los artífices de “De Pasta Somos”.
Reconocemos que no teníamos ni idea de que íbamos a hablar con los que fueran dueños de uno de los lugares más reconocidos del centro de Alicante. Y es que “Pizza, Pasta y Fantasía” marcó un antes y un después en la short list mental de restaurantes italianos de la zona. Que alguien me corrija si no es así, por favor. Llegamos a De Pasta Somos y nos encontramos a Fabian, amigo de Javier y Ana. Él es socio y artífice de toda la imagen del restaurante, Javier y Ana aparecen en seguida, estaban ultimando detalles en cocina. Entre acentos argentinos, pizzas, pastas y hamburguesas diferentes nos van contando la historia del cambio. Tiene miga, seguid leyendo.

Javier y Ana, ¿en qué momento decidís salir del centro de Alicante y montaros otro restaurante aquí, en San Juan?: Javier: La verdad es que nosotros lo que queríamos era salir del centro y creímos que este era un lugar con posibilidades. Nuestra idea era seguir con lo mismo que hacíamos, le hemos añadido las hamburguesas porque esta es una zona más familiar. Y como siempre le damos un toque personal a nuestros platos, hicimos lo mismo con las hamburguesas, para que fuesen diferentes.

Me sorprende ver a dos hermanos codo con codo en un restaurante, ¿de dónde os viene este afán por la cocina?: Ana: En mi caso fue al poco tiempo de venir de Argentina. Fue una locura. De repente un día, estando en Barcelona, salí a cenar y se me metió en la cabeza que quería comerme unos canelones como los que se hacen en casa. Y entonces me di cuenta de que no había ningún sitio en el que pudiera cumplir esto (risas). Tenía que hacerlos yo misma.

de pasta somos 2
de pasta somos 3

Pero en aquel entonces ¿ya te dedicabas a la cocina?: No (risas), ni siquiera tenía pensado montar un restaurante. Yo había estudiando Psicopedagogía y trabajaba en una clínica.

¿Y tú, Javier?: Tampoco, ninguno tuvimos nunca vocación de cocineros. Yo estudié una licenciatura en Economía y trabajaba en Marketing en una empresa de Argentina.

Vaya, cualquiera lo diría. Parece que llevéis toda la vida en esto…: Ana: Yo creo que nos lo inculcó nuestra abuela. Ella era italiana y todos los días se levantaba súper temprano para preparar su pasta fresca. Y siempre tendré ese recuerdo, de ella cocinando durante horas.

de pasta somos 5

de pasta somos 4

¡Qué privilegio!, con razón no encontrabas un sitio donde comer canelones como en casa: Desde luego, el listón lo tengo alto (risas). Además ella tenía un libro de cocina, fue uno de los primeros que se editaron con recetas y fotografías. Yo lo veía con mucha curiosidad, como algo insólito. Ni si quiera sabía leer y sin embargo pasaba horas hojeándolo. La verdad es que nunca pensé que me iba a dedicar a esto, es más, yo decía que jamás me iba a dedicar a esto (risas), pero ya ves, la vida da tantas vueltas.

El caso es que al final te nace construir la historia de “Pizza Pasta y Fantasía” ¿cómo fue?: Fue poco tiempo después de mi llegada a España. Un día dije: “Voy a hacer algo yo misma”. Pero mi idea no era un restaurante, yo pensaba abrir un establecimiento de comida para llevar, comida hecha en el momento. Así que cogí un local en el centro y durante 2 o 3 meses abría siempre por la mañana. Iba muy temprano a cocinar y como el sitio era muy grande para lo que tenía pensado se me ocurrió poner unas mesitas. Al poco tiempo la gente venía y se sentaba a comer.

Me pedían cosas que no tenía como café, por ejemplo, así que a los pocos meses fui incorporando esas cosas que me faltaban, empecé a abrir por la noche, contraté a gente… Y después de un año y medio vino mi hermano Javier de Argentina y se quedó conmigo.

de pasta somos 8
de pasta somos 9
de pasta somos 7

Y juntos convertisteis aquel sitio en todo un clásico de la ciudad: Javier: Sí. El otro día de hecho, pasó algo que nos emocionó mucho. Llegó una pareja a cenar al restaurante, estaban celebrando su décimo aniversario de boda, entonces se acercaron a la barra él nos dijo: “Os hemos estado buscando por todas partes porque nuestra primera cita fue en Pizza Pasta y Fantasía y además yo le pedí matrimonio a ella allí también”.

¡Qué bonito! Supongo que ese tipo de anécdotas son las que hacen que todo esto tenga un sentido: Ana: Y que lo digas. Cuando yo monté el otro local estaba sola. Prácticamente no conocía a nadie en Alicante. Entonces era también como un juego en el que yo era la dueña de la casa y la gente que entraba, eran mis invitados y muchas veces al final de la noche, todavía quedaba una mesa, que llevaba toda la noche y con la que sin darte cuenta habías desarrollado una complicidad especial. Lo siento así, es como mi casa. Y así he hecho muchísimas amistades, que con el paso de los años, siguen ahí.

Y ahora, en De Pasta Somos ¿seguís con la misma filosofía?: Javier: Los que estamos aquí trabajando tenemos la misma idea que cuando estábamos en “Pizza, Pasta y Fantasía”. Se trata de que la gente no venga sólo a comer si no que sea una experiencia global. Que vengan y que coman bien pero que se sientan como en casa. Y la idea la llevamos a cabo desde el momento en que colgamos la carta en las paredes cerca de las mesas. Nos gusta que tengan esa libertad de cogerla cuando quieran, con total libertad.

de pasta somos 10

¡Y es muy divertido! De Pasta Somos es un restaurante de comida italiana y hamburguesas con algo diferente ¿verdad?: Javier: Nosotros queríamos tener platos con identidad propia, siempre fue nuestra filosofía, y además que se cuidasen otros aspectos. Procuramos que la gente sepa que se puede comer una pizza riquísima pero que también se les puede sorprender con ella. Se puede ser original con los ingredientes.

¿Cuál diríais que es vuestro ingrediente secreto para crear recetas?: Cocinar porque quieres y porque te apetece. A mí por ejemplo no me gusta cocinar en casa, me aburre. Porque lo haces por obligación y al final acabas cocinando lo mismo de siempre. Sin embargo cuando lo haces por placer, ahí cambia la cosa. Empiezas a jugar con la imaginación.

La clave está en la creatividad ¿no?: Ana: Por supuesto. Yo cuando estaba en la universidad y andaba con el dinero un poco justo, a lo mejor llegaba a casa un día y tenía una cebolla en la nevera y dos tonterías más. En ese momento pensabas: “o me muero de hambre o le echo imaginación” (risas). Pues yo pienso que la cocina es eso, imaginación. Echarle creatividad a los platos para no caer en lo tópico, en lo de siempre.

de pasta somos 12

Bueno y a todo esto, ¿cómo es eso de trabajar entre hermanos?: Javier: A veces discutimos porque cada uno quiere una cosa (risas). Cuando mi hermano y yo nos pusimos a pensar en la carta de De Pasta Somos, tratamos de que fuera una carta equilibrada. Queríamos que la gente tuviese muchas opciones en pocos platos. Sabemos que no todo se puede, entonces a veces guardamos ideas para la carta siguiente. Y además ahora se une Fabián a la ecuación, él es el que prueba todo lo que hacemos.

Dime Fabián, ¿cómo te uniste a ellos?: Cuando conocí esta zona me quise venir a vivir aquí. Me encantó el barrio y vimos que tenía mucho potencial. Coincidió que Ana y Javier querían cambiar de aires, así que juntos decidimos ser el restaurante del barrio, siguiendo la estela del antiguo local de ellos pero con una nueva carta más extensa y variada.

Y ¿cuál es tu función dentro del restaurante?: Yo me encargo de la imagen, el diseño, tengo una agencia de publicidad y es el granito de arena que aporto.

Entonces eres la persona indicada para hacerte esta pregunta ¿por qué el nombre de De Pasta Somos?: Cuando definimos el concepto del restaurante pensamos que queríamos tener identidad propia. Nosotros somos pizzas, pastas y hamburguesas. De Pasta Somos es el nombre que elegimos para que el público reconozca enseguida cuál es nuestro ADN.
de pasta somos 13de pasta somos 9

de pasta somos 15

de pasta somos 17

de pasta somos 18

de pasta somos 21

¿Las hamburguesas también formaban parte de la carta anterior?: El hecho de incluir hamburguesas fue por la cercanía de la playa y porque es otro público. Fue un buen paso para enriquecernos. Nosotros queríamos posicionarnos con platos creativos pero dentro de la misma línea.

Buena idea, sin duda. Y en cuanto a la zona ¿notáis cómo está evolucionando?: Este barrio crece mes a mes. La gente va viniendo a vivir a las urbanizaciones tal y como las terminan de construir. Y de momento somos el único restaurante, quisimos ser el restaurante del barrio y así ha sido. Los vecinos nos dicen que somos parte de su cocina ya (risas). Además quisimos que fuera muy familiar por ese mismo motivo, porque casi todo son familias. Sin duda es la zona de Alicante que más se ha reactivado en los últimos años.

Supongo que sería un riesgo también…: Me gustan los desafíos (risas).

Y en cuanto a tu trabajo de diseñador, cuéntanos, ¿cómo lo quisiste enfocar?: Queríamos que fuese un sitio cómodo. Por ejemplo las cartas están diseñadas de forma que se cuelgan en perchas y de esta forma no es necesario tenerlas encima de la mesa todo el tiempo. Queríamos que fuese como el salón de tu casa, con la musiquita baja… todo pequeños detalles que son los que nos han dado la personalidad.

Y hablando de la carta, ¿habéis mantenido la identidad de Pizza, Pasta y Fantasía en De Pasta Somos?: Javier: Hemos hecho algunos cambios. Mantuvimos alguna pasta clásica y pizzas. La pizza Margarita, por ejemplo era una de las que teníamos en el otro local y que nos identificaba bastante. Ana: La pizza Fantasía la hemos mantenido. Estaba ya en la primera carta que hice en Pizza, Pasta y Fantasía y he querido que perdurara con el mismo nombre.

de pasta somos 9de pasta somos 10

Recuerdo que vuestras cartas en Pizza, Pasta y Fantasía eran muy divertidas: Ana: Sí. En 16 años tuvimos casi 20 cartas. Cambiábamos mucho. No sólo el contenido si no también el formato, que fuese algo con lo que la gente pudiese interactuar. Hemos tenido discos de vinilo, álbumes de fotos, tablas de queso que giraban… La idea es que fuera algo lúdico para que la gente pudiera ir viendo la carta en común y no que cada uno tuviese la suya en la mano.

¿Cuál es el plato que más os piden?: Javier: De la pasta rellena lo que más nos suelen pedir es el Sorrentino relleno de salmón con salsa de mango. El Sorrentino es como un ravioli pero redondo. También se pide mucho el raviolón de rabo de toro. Y la verdad que hay uno que nos ha sorprendido mucho es el plato de raviolis rellenos de calabaza y amaretti.

Suena bien. ¿Por qué os ha sorprendido que funcione?: Ana: Es jugársela un poco porque es dulce. Pero contrasta muy bien con la mantequilla con la que los salteamos al final. De todas formas nosotros siempre les comentamos a los clientes lo que llevan los platos. Solemos preguntarles qué es lo que más les gusta y les vamos orientando.

de pasta somos 19

de pasta somos 21

de pasta somos 101

Veo que también tenéis una buena selección de vinos. ¿Son italianos?: Javier: La mayoría de los vinos de la carta son españoles porque creemos que en España hay muy buenos vinos. Tratamos de desmarcarnos un poquito del Ribera del Duero y del Rioja pero siempre hay que tener alguno. Pero además, para mí es muy importante que haya siempre vinos diferentes.

Totalmente de acuerdo. Hay muy buenos vinos que a penas se conocen: Ana: Exacto, no paran de salir vinos nuevos espectaculares y nosotros apuntamos a eso. No nos gustan los vinos que estén en grandes superficies o que la gente pueda encontrarlos con facilidad. Cada vez que hacemos una carta, llamamos a Pedro, nuestro proveedor de Tiza y Flor, y le decimos: “Tenemos este plato, los ingredientes que predominan son este, este y este, ¿qué nos puedes traer?”. Y él nos aconseja vinos que combinen bien con la comida.

Bueno Ana, Javier y Fabián. Ha sido un placer tener esta charla con vosotros y conocer un poco mejor a De Pasta Somos. ¿Alguna previsión de futuro?: Javier: No tenemos grandes pretensiones de tener un gran restaurante porque nosotros somos dos personas sencillas. Hemos ido aprendiendo y seguimos aprendiendo cada día. Ana: Este proceso de cambiarnos de local, salir del centro, es una experiencia de aprendizaje. Después de 15 años en un restaurante para 25 comensales, ahora de repente son 85. Un barrio nuevo, una carta nueva, una situación totalmente distinta. Siempre apostaremos por crecer y seguir aprendiendo.

de pasta somos 9




Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

*


Recetas
Cocina Especial
Reportajes
Entrevistas
Rincón del Viajero